Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina

Ver galería
33 Fotos
Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina
slider

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina
11

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina
12

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina
13

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina
14

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina
19

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina

Andreja Pejic reaviva la reflexión sobre la moda andrógina

El hasta hace poco tiempo modelo bosnio Andrej Pejic; ahora mujer y llamada Andreja, fue descubierto en un local de McDonald’s y rápidamente su estilo ambiguo lo llevó a la fama de la mano de Marc Jacobs y Jean-Paul Gaultier. La tendencia a la moda unisex y con barreras de género difusas, es un hecho del que debemos hacernos eco.

Hace unas semanas se conoció que el modelo Andrej Pejic, mundialmente conocido por su estilo andrógino que lo llevó a trabajar para renombrados diseñadores, se sometió en enero a una operación de cambio de sexo pasando a ser mujer y cambiando su nombre a Andreja. El joven rubio, delgado y con notable apariencia y rasgos “femeninos”, había sido descubierto a los 17 años mientras trabajaba en un local de McDonald’s y revolucionó el mundo de la moda, ya que su apariencia le permitía lucir con versatilidad prendas femeninas y masculinas. Los diseñadores, fotógrafos y medios especializados quedaron maravillados.

Según ella, al principio no sabía si en la agencia creyeron que era mujer, pero cuando notaron que era varón lo ficharon igual de inmediato. Más allá de su altura, delgada figura y perfectas facciones; fue su apariencia andrógina lo que dejó boquiabiertos a todos y comenzó a ser una estrategia comercial e ideológica para sus representantes y las firmas que lo contrataban.

Andreja saltó a la fama en las pasarelas de la Primavera/Verano 2011 europea, de la mano de Jean-Paul Gaultier, al cerrar su desfile de Alta Costura en traje de novia, del cual también participó vestido de varón. Lució colecciones de Marc Jacobs, Rosa Clará y firmas de ropa interior y trajes de baño; y hasta interpretó el papel femenino del video “The Stars (are out tonight)” de David Bowie, ícono de la cultura y reconocido por jugar con lo femenino/masculino desde los años sesenta.

Desde su blog en Tumblr declara: “Me gusta pensar que mi reciente transición no me ha convertido en una persona diferente, sólo un sexo diferente. Me gustaría llegar a todos los jóvenes disconformes con su género; sé que es difícil, he estado allí, pero recordá que es tu derecho a ser aceptado y merecés el mismo respeto que cualquier otro ser humano en este planeta. Como una mujer transgénero espero demostrar que después de la transición (un proceso que salva vidas) se puede ser feliz y exitoso sin tener que alejar tu pasado. Vamos todos de pie juntos y unidos”.

No obstante, al margen de lo económico que era un modelo que represente ambos sexos y lo mediático de la situación; este caso invita a pensar en cómo la industria de la moda está virando en muchos sentidos hacia el concepto unisex. Lo vemos en producciones editoriales, campañas gráficas y las mismas colecciones que incluyen prendas versátiles en este sentido.

Las propuestas para mujeres se nutren de elementos del guardarropas masculino y viceversa; los estampados, texturas y colores tradicionalmente asociados a la mujer se ven en mucha ropa de varón y los bookers se desesperan por encontrar nuevas faces de rasgos y cuerpos ambiguos. Si bien la moda unisex existe hace rato, están surgiendo nuevas marcas y diseñadores que no sólo producen básicos fácilmente adaptables a ambos sexos, sino que se animan a piezas osadas en cuanto a la paleta de color, moldería y estampas; haciendo oídos sordos a prejuicios y etiquetas de género. Para pensarlo.

Maribel Conde

Lic. en Comunicación

Dirección editorial - Redacción

No hay comentarios todavía

Responder

Tu email no será publicado.

Podés usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>