El universo Quier y su colección “Astrolab”: propuestas para una noche de deseos

Ver galería
11 Fotos
El universo Quier y su colección “Astrolab”: propuestas para una noche de deseos
Peto de aluminio + microfibra perforada / Falda módulos batista

Foto: Celina de Francesco

El universo Quier y su colección “Astrolab”: propuestas para una noche de deseos
Vestido de lycra bicolor + Piloto de microfibra con perforaciones

Foto: Celina de Francesco

El universo Quier y su colección “Astrolab”: propuestas para una noche de deseos
Vestido de lycra bicolor + Piloto de microfibra con perforaciones

Foto: Celina de Francesco

El universo Quier y su colección “Astrolab”: propuestas para una noche de deseos
Mono de gaza con recortes engomados

Foto: Celina de Francesco

Fuente: Mono de gaza con recortes engomados
El universo Quier y su colección “Astrolab”: propuestas para una noche de deseos
Saco Gup impermeable y reversible. Microfibra

Foto: Celina de Francesco

El universo Quier y su colección “Astrolab”: propuestas para una noche de deseos
Poncho Cruz módulos seda + botones / Vestido base lycra

Foto: Celina de Francesco

El universo Quier y su colección “Astrolab”: propuestas para una noche de deseos
Chaleco Grapau. Microfibra perforada

Foto: Celina de Francesco

El universo Quier y su colección “Astrolab”: propuestas para una noche de deseos
Vestido negro con perforaciones. Batista + Microtul

Foto: Celina de Francesco

El universo Quier y su colección “Astrolab”: propuestas para una noche de deseos
para slider

Foto: Celina de Francesco

El universo Quier y su colección “Astrolab”: propuestas para una noche de deseos
Peto de aluminio + microfibra perforada / Falda módulos batista

Foto: Celina de Francesco

El universo Quier y su colección “Astrolab”: propuestas para una noche de deseos
Peto de aluminio + microfibra perforada / Falda módulos batista

Foto: Celina de Francesco

Queremos acercarte a esta firma rosarina que ya desfiló por la pasarela de BafWeek y mostrarte la propuesta de su última colección, “Astrolab”; basada en la idea de viaje constante y el encanto nostálgico que el tiempo produce sobre las cosas.

De todo lo que me contaron Silvia y Noelí, diseñadoras de Quier, algo quedó resonando en mi cabeza: que buscan que su ropa “nos trate bien”. Yo nunca había escuchado a un creativo de la moda preocuparse porque sus prendas traten bien a quien las lleva. La frase da cuenta del concepto Slow Fashion de la marca, un compromiso ético con el medio ambiente, la sociedad y, lo más importante, con quienes visten día a día sus diseños.

Silvia Querede es arquitecta y docente de la carrera de diseño en dos instituciones de la ciudad. Proveniente de una familia textil de Pergamino, se crió entre telas y ama tanto más el diseño y “los trapos” como les llama ella, que los ladrillos. Hace poco más de cuatro años convocó a Noelí Gómez, su mejor alumna y ayudante de cátedra (hoy diseñadora), para lanzar una marca que exprese la idea del diseño que ambas tenían en común. Producto de conversaciones y de poner en juego sus puntos de vista, nació Quier. “El nombre tiene que ver con la acción “querer”, porque nosotras creemos que cuando alguien dice quiero es alguien que desea, que sabe o empieza a saber lo que quiere, y eso es lo mejor que le puede pasar a una persona en cualquier aspecto de la vida. En este caso, en cómo quiere verse”, afirma.

El sello de la marca es, sin duda, el trabajo desde los textiles y la morfología. Quier genera sus propias telas luego de un complejo proceso de investigación y mucho trabajo de mesa, creando géneros de gran valor agregado por su diseño, calidad y terminación. “El hecho de tener problemas para conseguir la materia prima nos empujó a pensar en cómo podíamos hacer algo distinto y atractivo a partir de un textil que no lo era, en cómo intervenirlo. Empezamos a trabajar sobre la estructura del género, con deshechos o pequeños retazos que así como estaban no servían para nada y logramos hacer algo de mayor tamaño con otra riqueza, otro adn. Trabajamos con maniquíes dando forma a la ropa en términos de identidad y haciendo mucho hincapié en lo que queremos decir”, recalcan.

Quier busca originalidad y sustentabilidad bajo la premisa de no atarse a lo que dictan las temporadas y con plena conciencia de todas las etapas del proceso productivo, controlando que todos los que participan del mismo trabajen bien y cobrando un salario justo. “No trabajamos a ritmos enloquecidos, sino que hacemos colecciones continuas y repitiendo artículos porque no tienen temporalidad. Nuestra línea Nave no tiene que ver con que abriga, más bien su cualidad es que es impermeable, reversible, no se arruga, no pesa… Es ideal para viajar”, recalcan. Su filosofía parte de que la gente vive dentro de la ropa, por eso a la hora de diseñar se tiene un respeto tanto por el interior como el exterior de las prendas, con una ética tanto por la mujer que viste como por el medio ambiente. “Cuidamos que las costuras y las etiquetas no raspen. Siempre decimos que el cliente es la persona que vive adentro de la ropa. Y tener en cuenta eso también tiene que ver con la moda ética. Nos gusta que las clientas sientan que la ropa las trata bien, al margen de que le da otra calidad a la prenda porque está mejor terminada y confeccionada”, afirma Silvia.

Aunque tenga clara conciencia de que el discurso de la moda es abarcador y poderoso y no pretende escaparle, Quier propone una mirada más amplia. Plantea como característica principal de sus clientas “que tienen conciencia de lo que se ponen”.La mujer que usa un diseño de Quier no es una mujer rebaño. Muchas personas prefieren estar a la moda porque de esa forma se sienten dentro de un sistema. Nuestra mujer tiene conciencia de sí misma, valora lo creativo y lo diferente; se anima porque intenta un cambio de adentro hacia afuera. Sabe que puede verse muy contemporánea sin necesidad de llevar una calza fuscia de paillete. Es una mujer con conciencia ética y de equipo”, remata Silvia.

“Astrolab”, la propuesta primavera-verano 2013 de la firma, plantea un viaje en el tiempo. El astrolabio, un avanzado instrumento de medición medieval para la época, sirve de inspiración para expresar la idea de traer al presente elementos del pasado. La colección tiene prendas cortadas con láser de última generación, pero terminadas a mano por costureras de la vieja escuela y géneros contemporáneos estampados con zeppelines y aeroplanos que evocan con nostalgia un tiempo anterior. Enteros de lycra en colores vibrantes que recuerdan los trajes de baño de los años ’20, se dejan ver debajo de vestidos o pantalones de gaza transparentes en tonos humo, blanco sucio y marfil, así como de faldas y vestidos de seda perforados en color negro; como capas que velan y ocultan.

Los pilotos y sacos livianos que componen la línea Nave, premiada con el sello del Buen Diseño que otorga el Ministerio de Producción de la Nación, nos invitan a viajar y trasportarnos; sus géneros, colores y formas no distinguen temporada ni climas; son reversibles, habilitan diversos usos y se sienten bien en el cuerpo por su perfecta terminación interior. La tela Quier, una trama de módulos lineales realizados con textiles seleccionados y reutilizados unidos con diferentes nexos que crea una superficie agujereada o compacta, se repite en diversas prendas marcando el estilo propio y único de la firma.

Quier participó por primera vez del BafWeek en su última edición primavera-verano 2013, donde presentó “Astrolab” ante la mirada atenta de la prensa y un pabellón de La Rural repleto. Eso le valió una gran legitimación y ganas de seguir creciendo. “Allí encontramos que era todo muy profesional, es un escenario donde todo funciona con igualdad y de verdad, si bien el desfile dura un ratito, el resultado es impresionante. Tuvo un impacto sobre la gente que nunca nos hubiéramos imaginado”, destacan orgullosas. Mientras reciben invitaciones para dar charlas y workshops en diversos lugares del país que quieren conocer su experiencia, preparan los prototipos de la colección de invierno 2013, que ya está diseñada y planificada; con la idea de expandirse a nuevos mercados, nacionales e internacionales y continuar con el crecimiento y la consolidación como empresa.

 

MODA ÉTICA
Por Silvia Querede / Directora Creativa QUIER

El concepto Slow Fashion o Moda Ética  tiene que ver con el aporte de una conciencia ética en torno a todas las etapas del proceso de diseño, realización, distribución y comercialización de una prenda, su relación con el entorno, su sentido de pertenencia en cuanto a la identidad, la construcción de un precio justo.

Se trata de tener una postura frente a temas a los que nos enfrenta el Sistema de la Moda tales como la buena comunicación con el cliente, el cuidado en la selección de los materiales, acuerdos con colegas, formas de fabricación, construcción de precios justos para toda la cadena de valor, la búsqueda de la calidad del producto, etc. También propende a la desaceleración de los tiempos de producción y consumo que la Moda impone contrarrestando con la idea de prendas perdurables, que no se agotan con la temporada.

Muchas veces se cree que esta visión significa un encarecimiento del producto, sin embargo la Moda Ética o Slow Fashion puede convivir con precios al alcance de todos.  Existen diferentes circuitos de compradores y un creciente cuestionamiento a la lógica de “lo que se usa” como una imperiosa tiranía de cambiar el placard dos veces al año. La Moda Ética no es igual a precios altos sino a precios justos.

En la actualidad hay mucha más conciencia del daño que podemos hacer al planeta con los desechos industriales, con los residuos tóxicos, con el trabajo esclavo, con la explotación infantil y el subempleo. Es importante dar cuenta de la trazabilidad de cada cosa que se diseña y produce y quienes intervienen en cada etapa humanizando el circuito de la Moda.

 

Fotos: Celina de Francesco // Peinado: Franco Sguassero // Maquillaje: Silvina Lezcano // Modelo: Ana Laura Viola // Agradecemos a Darkhaus Galería de Diseño (Corrientes 267)

Modápolis

Redacción

1 comentario

Responder

Tu email no será publicado.

Podés usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>