Llega el frío pero la moda no se va: ¡Encontrá los accesorios de abrigo ideales para vos!

Ver galería
21 Fotos
Llega el frío pero la moda no se va: ¡Encontrá los accesorios de abrigo ideales para vos!

Llega el frío pero la moda no se va: ¡Encontrá los accesorios de abrigo ideales para vos!

Llega el frío pero la moda no se va: ¡Encontrá los accesorios de abrigo ideales para vos!

Llega el frío pero la moda no se va: ¡Encontrá los accesorios de abrigo ideales para vos!

Llega el frío pero la moda no se va: ¡Encontrá los accesorios de abrigo ideales para vos!

Llega el frío pero la moda no se va: ¡Encontrá los accesorios de abrigo ideales para vos!

Llega el frío pero la moda no se va: ¡Encontrá los accesorios de abrigo ideales para vos!

Llega el frío pero la moda no se va: ¡Encontrá los accesorios de abrigo ideales para vos!

Llega el frío pero la moda no se va: ¡Encontrá los accesorios de abrigo ideales para vos!

Llega el frío pero la moda no se va: ¡Encontrá los accesorios de abrigo ideales para vos!

Llega el frío pero la moda no se va: ¡Encontrá los accesorios de abrigo ideales para vos!

Llega el frío pero la moda no se va: ¡Encontrá los accesorios de abrigo ideales para vos!

Llega el frío pero la moda no se va: ¡Encontrá los accesorios de abrigo ideales para vos!

Llega el frío pero la moda no se va: ¡Encontrá los accesorios de abrigo ideales para vos!

Llega el frío pero la moda no se va: ¡Encontrá los accesorios de abrigo ideales para vos!

Llega el frío pero la moda no se va: ¡Encontrá los accesorios de abrigo ideales para vos!

Llega el frío pero la moda no se va: ¡Encontrá los accesorios de abrigo ideales para vos!

Llega el frío pero la moda no se va: ¡Encontrá los accesorios de abrigo ideales para vos!

Llega el frío pero la moda no se va: ¡Encontrá los accesorios de abrigo ideales para vos!

Llega el frío pero la moda no se va: ¡Encontrá los accesorios de abrigo ideales para vos!

Llega el frío pero la moda no se va: ¡Encontrá los accesorios de abrigo ideales para vos!

Nos preparamos para recibir el invierno y enfrentar las bajas temperaturas sin perder la elegancia. Además de buen abrigo y calzado es fundamental llevar accesorios que favorezcan tu imagen. Te damos los tips escenciales para adaptar tus gorros, guantes y bufandas al tono de piel y contextura física.

A medida que nos vamos adentrando en el invierno, el frío se vuelve intenso y sacamos más prendas del guardarropas para estar bien abrigados. Hoy te voy a contar qué hay que tener en cuenta a la hora de elegir ciertos accesorios como gorros, guantes y bufandas, para que puedas lucir impecable y abrigad@ sin dejar de lado el estilo.

Ante todo debemos comprender que, como los gorros y bufandas son prendas que van a estar muy cerca del rostro, es importante que sepas que los colores que lleves próximos a tu piel pueden aportarte luminosidad o contrastar con ella opacándola y resaltando las ojeras, manchas y líneas de expresión. Es por este motivo que te aconsejo buscar colores que generen armonía con tu tono de piel, ojos y cabello, para que te veas más joven y fresc@.

¿Cómo darse cuenta de cuáles son los colores a llevar cerca del rostro?. Para comenzar, es necesario que sepas que las personas se dividen en dos grandes grupos: las que poseen pieles cálidas y las de pieles frías.

Ahora tendrás que realizar un pequeño test frente al espejo y colocarte algunas prendas en tonos cálidos por un lado y en tonos fríos por otro; luego vas a ver con cuáles de esos tonos tu piel se fusiona mejor y tu rostro se ve más iluminado; y con cuáles tus rasgos se endurecen y ciertas zonas del rostro se oscurecen haciendo que te veas mayor a tu edad.

Si has notado que tu piel es del grupo de las cálidas en un tono claro y tus ojos y cabellos son claros también, lo ideal es llevar gorros y bufandas en esos colores, como por ejemplo los beiges pálidos y cálidos desde el beige claro al camel; los castaños dorados; gris cálido amarillento; melocotón; salmón; naranja claro; rojo anaranjado y pálido; verdes amarillentos pálidos.

Ahora si tu piel es cálida pero en un tono más oscuro lo ideal es que lleves colores como el marrón; chocolate; caoba; camel; tostado; calabaza; mostaza; terracota; rojos anaranjados; los verdes amarillentos; verdes terrosos y verde selva.

Si tu piel y cabellos posen tonos claros y armonizan con los colores fríos te recomiendo que utilices los siguientes: azul y rosa suave; beige y castaño siempre con un tono rosado; cacao; grises azulados; rojo sandía y coral; lila, orquídea y malva. Tonos ciruela, vino tinto y frambuesa.

Por último, si tu piel también armoniza con los tonos fríos pero es más oscura los colores a utilizar son: blanco puro y negro; grises helados hasta el carbón; beige agrisado; azul marino y vino tinto. Rojo verdadero y rojo azulado. Los verdes; desde el verdadero hasta el pino. Morado, violeta y marrón casi negro.

Con esta guía ya podés elegir los colores para tu gorro y bufanda, pero también es importante saber que los materiales con los que están realizadas estas prendas te pueden favorecer o no y para ello tenés que analizar tu contextura física. Si sos de contextura pequeña, lo ideal es que uses accesorios confeccionados con lanas finas y delicadas o con hilo. Son perfectas las bufandas de cashmere (una lana suave y muy abrigada extraída de una especie de cabras provenientes del Tibet) o bremer.

En cambio si tu cuerpo es de mediano a grande, podés empezar a jugar un poco más con los volúmenes, siempre sin exagerar demasiado ya que sos vos quien debe llevar a la prenda y no perderte en ella. Lanas gruesas y tejidas con puntos más grandes y combinadas en dos o tres tonos, pueden ser una buena opción.

Las chalinas escocesas y a cuadros siempre serán un clásico, lo importante es que los colores que predominen correspondan a tu estación.

En cuanto a los gorros siempre es preferible llevarlos en un solo color y si tenés uno solo, que sea en tono neutro para que puedas combinarlo con todos tus equipos. Para l@s más arriesgad@s, las boinas y sombreros también son buenas opciones para combatir el frío. En este caso podrás jugar un poco más con el color y estampado, pero siempre inclinándote hacia los colores oscuros y diseños clásicos y sobrios, ya que son prendas que de por sí llaman la atención.

Para terminar quiero contarte que los guantes pueden hacer que tus manos cobren un gran protagonismo. Los de cuero (ecológico), siempre deben estar forrados por dentro para que te abriguen bien y tené en cuenta comprar la medida exacta de tu talle; llevar guantes demasiado grandes hará que tus manos se vean desproporcionadas con el resto del cuerpo, generando un efecto extraño. En cuanto al color, te diré que los ideales son: negro, azul marino, verde oscuro, beige, camel y chocolate. Si querés combinarlos con el resto de tu ropa, llevalos en el mismo tono que tus zapatos o abrigo.

Espero que apliques mis consejos y salgas a combatir el frío con las formas y colores que más te favorecen. A dejar volar la imaginación y disfrutar del invierno. Nos encontramos en la próxima publicación con una nueva propuesta.

Maximiliano Laborde

Asesor de imagen

Columna: Tu Asesor Personal

No hay comentarios todavía

Responder

Tu email no será publicado.

Podés usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>