Poco Ruido y Muchas Nueces: diseño de autor y conciencia ambiental

Ver galería
19 Fotos
Poco Ruido y Muchas Nueces: diseño de autor y conciencia ambiental

Foto: Delfina Savoretti

Poco Ruido y Muchas Nueces: diseño de autor y conciencia ambiental

Foto: Delfina Savoretti

Poco Ruido y Muchas Nueces: diseño de autor y conciencia ambiental

Foto: Delfina Savoretti

Poco Ruido y Muchas Nueces: diseño de autor y conciencia ambiental

Foto: Delfina Savoretti

Poco Ruido y Muchas Nueces: diseño de autor y conciencia ambiental

Foto: Delfina Savoretti

Poco Ruido y Muchas Nueces: diseño de autor y conciencia ambiental

Foto: Delfina Savoretti

Poco Ruido y Muchas Nueces: diseño de autor y conciencia ambiental

Foto: Delfina Savoretti

Poco Ruido y Muchas Nueces: diseño de autor y conciencia ambiental

Foto: Delfina Savoretti

Poco Ruido y Muchas Nueces: diseño de autor y conciencia ambiental
Soledad Santucho y Melina Ferreira, diseñadoras de Poco Ruido y Muchas Nueces

Foto: Delfina Savoretti

Poco Ruido y Muchas Nueces: diseño de autor y conciencia ambiental

Foto: Delfina Savoretti

Poco Ruido y Muchas Nueces: diseño de autor y conciencia ambiental

Foto: Delfina Savoretti

Poco Ruido y Muchas Nueces: diseño de autor y conciencia ambiental

Foto: Delfina Savoretti

Poco Ruido y Muchas Nueces: diseño de autor y conciencia ambiental

Foto: Delfina Savoretti

Poco Ruido y Muchas Nueces: diseño de autor y conciencia ambiental

Foto: Delfina Savoretti

Poco Ruido y Muchas Nueces: diseño de autor y conciencia ambiental

Foto: Delfina Savoretti

Poco Ruido y Muchas Nueces: diseño de autor y conciencia ambiental

Foto: Delfina Savoretti

Poco Ruido y Muchas Nueces: diseño de autor y conciencia ambiental

Foto: Delfina Savoretti

Poco Ruido y Muchas Nueces: diseño de autor y conciencia ambiental

Foto: Delfina Savoretti

Poco Ruido y Muchas Nueces: diseño de autor y conciencia ambiental

Foto: Delfina Savoretti

Melina Ferreira y Soledad Santucho son amigas desde hace mucho tiempo y ahora además, socias. Juntas decidieron hace poco menos de un año jugarse por un proyecto que las identificara y así surgió la idea de instalar el local exclusivo de “Poco Ruido y Muchas Nueces”, marca que Melina (diseñadora) ya venía produciendo en su taller y vendiendo a multimarcas desde 2007. A su experiencia en el rubro textil se sumó la formación en comercialización y Responsabilidad Social Empresaria (RSE) de Sol, que también forma parte del proceso creativo.

Desde el 7 de septiembre que inauguraron, llevan adelante el negocio que va en franco crecimiento, ubicado en una zona muy transitada de nuestra ciudad (Tucumán 1462). “Creemos que hoy en día en Rosario hay una gran variedad de oferta en diseño independiente, teniendo en cuenta que la ciudad está siempre a la vanguardia de la moda y por ello cada vez se consume más diseño de autor. No obstante muchas veces las prendas no reciben el valor real que deberían”, afirman.

Poco Ruido y Muchas Nueces es pura alegría y diversión, sus prendas tienen variadas estampas, combinaciones de géneros, detalles únicos y están pensadas para todos los gustos y edades. Haciendo uso de una amplia paleta de color, diversas telas y recortes, logran crear diseños para cada estilo de mujer. Como contraposición al dicho popular “mucho ruido y pocas nueces”, la firma se propone “hacer poco ruido pero decir mucho” y proyecta aportar a la industria de la moda local una visión propia y lúdica.

La colección primavera/verano 2013-14 es fiel a la marca, con mucho color, estampados y mezcla de texturas: hay vestidos largos y cortos para el día o la noche y faldas de gasa, tops, remeras de algodón ultrasizadas y más clásicas (con estampas rockeras y otras más naif). Los géneros son livianos y los cortes con movimiento, para sentirse cómoda, fresca y elegante.

La marca cuenta con una ideología de cuidado del medio ambiente y busca promover el desarrollo sustentable, por ello llevan a cabo diariamente acciones en consecuencia, como reutilizar telas en el packaging (moños, cierra bolsas y bolsas), hacer sus moldes con papel de diario, una ambientación del local realizada con focos de bajo consumo, lámparas que son frascos reciclados y muebles antiguos restaurados.

Otra de las propuestas es brindar un servicio post venta personalizado, para que las clientas puedan reparar las prendas o solicitar un determinado diseño a su medida. “No apuntamos a un rango de edad en particular sino a una mujer con ganas de verse bien, divertida y con actitud. Al ofrecer el servicio de confeccion a medida y post venta, al local se acercan mujeres de todas las edades y cada una encuentra su identidad en alguna prenda. Nos ha pasado que han venido en familia la abuela, la nieta y la madre y se han llevado algo”, cuentan.

Además de Poco Ruido, también podemos encontrar en los percheros del local prendas de otras marcas de diseño independiente como Si te digo te miento, Uva Agria, Yeah! María, Emme Brid, Lazhadas, Lua, Charomía y la bijou de Doménika; entre otras. “A pesar de ser una empresa nueva y estar en pleno auge del desarrollo del proyecto, esperamos que muchas más mujeres se acerquen a nuestro local y que puedan conocernos, sentirse identificadas con Poco Ruido y que hagan de nuestras prendas su elección para el verano. Al mismo tiempo continuar con el desarrollo de nuestras acciones para fomentar el diseño sustentable y el consumo responsable”.

Poco Ruido y Muchas Nueces se encuentra en Tucumán 1462 – Contacto: 0341 15-339-4394

pocoruidorosario@gmail.com

¡Hacete fan en Facebook acá!

Producción: Maribel Conde // Fotos: Delfina Savoretti // Modelo: Estefania Spitale

Modápolis

Redacción

1 comentario

Responder

Tu email no será publicado.

Podés usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>